Repertorio de la XIV Edición del ciclo de Conciertos de Grandes Maestros de la Música Procesional

Hoy viernes día 16 de Marzo de 2018, celebraremos la XIV edición del Concierto de “Grandes Maestros de la Música Procesional”, siendo en esta ocasión un monográfico de la obra de D. Perfecto Artola Prats, en el XXV Aniversario de su fallecimiento.

Sin ninguna duda, el maestro de Benasal, marcó una época en la música procesional malagueña, muy poco desarrollada en la época de este autor, el cual nos regalo casi 40 marchas y abrió la puerta a la composición en esta ciudad.

Su música forma parte de la banda sonora de la ciudad en los días de Semana Santa, y durante todo el año, ya que también abarcó composiciones de Glorias.

En el concierto haremos un recorrido cronológico por la obra del maestro, desde su primera composición conocida, Llanto y Dolor a la última terminada íntegramente por él, Cristo de la Expiración, ambas dedicadas a nuestra Archicofradía.


LLANTO Y DOLOR (1952).

Primera marcha conocida del maestro y dedicada a la Archicofradía de la Expiración, en algunas partichelas reza el título de “Expiración”, pero se cambió debido a la existencia de otra composición, de igual titulo, compuesta por D. Juan Ruano Calleja.

La marcha aunque por la fecha de su composición dista un poco del estilo musical que Artola desarrollaría mas tarde, deja pinceladas de la maestría del compositor, esta marcha esta presente en la cruceta del Santísimo Cristo de la Expiración y sera interpretada D.M. a la salida del crucificado en el traslado del Viernes de Dolores.

La primera interpretación que consta de la marcha, data del Pregón de Pasión de 1997, muy posterior a la composición de la obra, quizá por este motivo esta pieza este tan poco difundida por la ciudad.

CREDO DEL MUTILADO (1962).

Esta marcha se encontraba desaparecida desde hace más de 30 años, ha sido buscada en innumerables ocasiones por cronistas, historiadores e incluso por la propia Cofradía del Santísimo Cristo Mutilado de Málaga sin éxito, debido a un hecho curioso, Don Perfecto Artola la escribió detrás de los originales de su otra marcha procesional “Plegaria a Jesús del Rescate”, encontrándose dicha composición en el archivo de la banda de Miraflores-Gibraljaire, y que habría sido archivada por él mismo durante los años 70 en los inicios de la misma.

Esta marcha fue encontrada por Don José María Puyana Guerrero y rescatada especialmente para el trabajo discográfico de 2013, “Plegaria al Cristo del Perdón”, de la Banda de los Colegios Miraflores y Gibraljaire por José Luis Díaz Campello, profesor de la Banda Municipal de Música de Málaga.
Este hallazgo deja la puerta abierta a la aparición de mas obras del maestro, existiendo al menos cuatro composiciones tituladas ”La Esperanza”, ”Nuestro Padre Jesús del Paso” ambas dedicadas a la Archicofradía del Paso y la Esperanza, ”Virgen de la Victoria”, dedicada a la Patrona de la Ciudad y ”Virgen del Patrocinio”, marcha dedicada a la titular mariana de la Hermandad de la Salutación, de la que por los relatos del maestro a su familia y por notas encontradas por sus familiares, se tiene constancia de su existencia, estando desaparecidas las partituras.

CRISTO DE LA HUMILDAD (1982).

Dedicada al Santísimo Cristo de la Humildad en su Presentación al Pueblo, esta marcha es una de las obras dedicadas a esta corporación victoriana, que para el autor tanto significó tales como “Merced”, “Hacia el Calvario”, “Presentación al Pueblo”, “Jesús Preso” o “Juventud Cofrade”.

VIRGEN DE GRACIA (1984).

Sin duda la marcha mas universal del autor y mas interpretada en la ciudad,  siendo santo y seña de la Semana Santa Malagueña. Dedicada a la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Rescate y María Santísima de Gracia, hermandad a la que Artola dedico un total de 5 marchas, como “Nazarenos del Rescate” , “Pregón del Rescate”,  “Jesús del Rescate” y “Plegaría a Jesús del Rescate”. Al morir Perfecto Artola, su hijo Desiderio le dedicaría la marcha “Eterno Cofrade de Rescate”.

HIMNO DE CORONACIÓN DE LA VIRGEN DE LA ESPERANZA (1988).

Dedicada a la Virgen de la Esperanza en su Coronación Canónica, esta obra que incluye una malagueña en el final triunfal y apoteósico, extraído del Poema Sinfónico de la ”Semana Santa en Málaga”, es otra de las piezas mas celebradas del compositor levantino y una de las piezas que ha traspasado las fronteras de nuestra ciudad y ha sido interpretada en otras provincias andaluzas.

SOLEDAD (1989).

Compuesta para Nuestra Señora de la Soledad de la Real Hermandad del Santo Sepulcro, esta conmovedora marcha resumen la procesión del Viernes Santo y casa como anillo al dedo el paso de esta dolorosa, ya que una de las características de la música de Perfecto Artola es la simbiosis que produce al paso de la imagen con la música del maestro, en definitiva ”Ver lo que se escucha y escuchar lo que se ve”.

CRISTO DE LA EXPIRACIÓN (1991).

La última marcha compuesta íntegramente por Perfecto Artola, si bien es verdad que realizaría un año mas tarde “Misericordia” pieza que no pudo concluir al sobrevenirle la muerte siendo finalizada por su hijo Desiderio Artola Tena.

Cristo de la Expiración, es una marcha de gran dramatismo y que sintetiza de una manera magistral el paso del señor de Benlliure en la madrugada del Miércoles Santo, ademas de ser una bandera fija en el repertorio del Cristo de la Expiración, se suele interpretar variando según el año a la salida del imponente crucificado durante el traslado en la noche del Viernes de Dolores momento muy especial para los músicos de esta formación.

CORONACIÓN VIRGEN DE LOS DOLORES (1986).

Se estreno 27 el de Septiembre de 1986, durante el pregón de Coronación de María Santísima de los Dolores, en el Antiguo Conservatorio María Cristina por parte de la Banda de Música de los Colegios Miraflores y Giblaljaire, dirigida por Don José María Puyana.

Realizada con motivo de la Coronación de la dolorosa expiracionista, el 4 de Octubre del mismo año es el ”Himno de la Expiración”, al ser interpretada en el cierre de la mayoría de los conciertos organizados por la Banda de Música, donde los asistentes tienen la deferencia de ponerse en pie durante su interpretación.

La marcha que comienza con una llamada de trompetas, recrea dentro de la sobriedad propia de la Archicofradía el momento de la Coronación Canónica, dentro de la pieza encontramos unos compases que recuerda al Benemérito cuerpo de la Guardia Civil y termina con un tema triunfal que pone los sentimientos a flor de piel, cuando se interpreta tanto a la salida como en el encierro en la noche del Viernes de Dolores como en la noche del Miércoles Santo.